Otro atardecer en As Catedrais (qué maravilla!)

He vuelto… y qué pena, penita peeeena… He pasado una semana en el límite entre Asturias y Galicia. En el medio de los dos paraísos. Ya he dicho alguna vez que este blog nació para enseñar a aquellos que pensaban que el norte era solo mal tiempo un montón de rincones increíbles. Ya hace tiempo que os hablé de una de mis playas favoritas y la traigo de nuevo para demostraros que cada día es diferente y que es realmente impresionante.

Como os digo, esta semana fue bastante relajada (salvo por la fiesta de la Noite Celta, en Vegadeo, que recomiendo). Nos dedicamos a conocer los pueblos y playas de la zona, a comer bien y disfrutar del buen tiempo. Pues en una de nuestras rutas en coche decidimos hacer una parada en esta playa, As Catedrais (Lugo, muy cerquita de Ribadeo). Ya habíamos estado, sí, (y aquí podeis ver las maravillosas fotos de aquel día) pero a mí me encanta muchísimo y quería ver atardecer otra vez allí.

Pues bien, lo que no pensé fue que la playa podría haber desaparecido producto de un fenómeno no-paranormal llamado marea alta. Cuando me asomé y ví que no había ni un ápice de arena me dió un poquito de rabia (lo reconozco). Pensaba en las maravillosas fotos que había hecho allí 11 meses antes, el día de mi cumpleaños) y  dije ¡qué rabia!. Pero no pasa nada, conocí la playa desde otra perspectiva, mucho más vertical y vertiginosa e hice unas fotos que tampoco quedaron tan tan mal… Además me senté en el verde a ver caer el sol con mi querido… así que verdaderamente no podía pedir más.

Os dejo por aquí algunas fotos del fenómeno marea, el revolucionado Mar Cantábrico y la roca más famosa de esta fantástica playa.

Y para terminar, os contaré que ahí donde veis nuestras piernas en la foto de arriba, estaba sentada una pareja cuando llegamos. Disimuladamente les hice una foto desde atrás que quedó realmente bonita y desde ese momento quise una foto igual… traté de hacerla con el automático pero no había manera así que cuando se fueron ocupamos su sitio y le pedí a un chico que nos la hiciera… el modelo y el resultado es lo que aparece a continuación (espero que si algún día los protagonistas encuentran esta foto entiendan que no es un robado…):

“Odio” encontrarme con una perspectiva bonita, con una pareja en el sitio perfecto, en la postura ideal, con el gesto correcto… hacer una foto tierna y no ser yo la que salga en ella… a veces trato de hacer algo parecido más tarde (como habeis visto aqui) y que salgamos nosotros. A veces lo consigo… otras veces… no tanto.

Si estais de ruta por el norte y habeis seguido algunos de los consejos que os puse aquí, os recomiendo alargar un poquito la ruta y acercaros por esta playa. De verdad.

En serio, no os perdais esta playa. Si algún día yo me pierdo (y quereis encontrarme) este es uno de los sitios donde podríais empezar a buscar. Ya os diré alguno más (guiño).

Mua!

Á.

Un Comentario

  1. Pingback: Atardecer Mediterráneo | lunapelota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s