Etiquetado: Rincones

Reportaje en París (Ivan Pujol)

A Iván lo encontré casi por casualidad. Vas todos los días de un blog a otro y de repente te cruzas con una foto que te dice “algo más” y decides investigar. Te plantas en la página del  fotógrafo y descubres que allí hay muchas más imágenes que te transmiten. Y lo guardas. Y cada vez que sube algún trabajo nuevo lo ves un par de veces, o tres. Y sigue ahí en tu blogroll…. y tú sigues admirando sus reportajes. Y piensas “algún día”, quizás…

blog

blog1

blog2Así llego el momento de irnos a París y el mismo pensamiento de siempre. Para los “fotoamantes” irse de viaje con su pareja supone que antes tiene que asumir varios puntos dolorosos. Por un lado, no vas a volver con todas las fotos que te gustaría… y por otro, las que te traigas serán en general o tuyas… o de tu pareja. Pocas juntos y la  mayoría serán “fototurista“, sí, esa en la que sale mucho suelo y poca cara, en la que la luz no te puede dar peor y puedes estar en París o en debajo de casa porque se intuye la torre Eiffel pero hay 20.000 personas delante, un contenedor, unos cables y una señal de ceda el paso. Eso si con suerte los dos habéis abierto los ojos a la vez y no salís con una mueca rara porque el guiri lleva un rato buscando el botón o  incluso por dónde mirar… Pues claro, con semejante panorama no me estaba motivando… por mucho que yo sea de las que pone el automático, el minitripode y un montón de disparos “a ver si sale algo bonito”…

Y si uno junta el pan con las ganas de comer… surge todo esto. Nos ponemos en contacto con Iván y encima se vuelve loco. Le apetece muchísimo, se muestra encantado y no hace más que darnos facilidades. Y de repente ya está todo preparado, yo sigo que no me lo creo y estamos en una estación de París, esperando a que se baje del bus para empezar con esta sesión de fotos. No voy a mentir. Al principio da “cosilla”. Es un desconocido que se planta allí, en mitad de tu viaje y te va a acompañar dos ratos, sí, parece poco… pero según está a punto de llegar tú estás pensando “quiénmemandaríaamí”. Y no lo dices en alto porque tienes a tu novio que por mucho que te haya puesto la mejor cara del mundo y te haya dicho sí a todo… está más cortado que tú.

Pero la “cosilla” no duró mucho. Nos pusimos a hablar de todo y de nada, el cielo descargó una tromba de agua para cortar el hielo y de repente caminábamos otra vez los dos solos con alguien que se movia sigilosamente a nuestro alrededor disparando fotos…

blog3Paris 10 Paris 74 Paris 50 Paris no selec 27 Paris no selec 39 Paris no selec 11 Paris no selec 14 Paris no selec 9 Paris no selec 3 Paris 81 Paris 44 Paris 15 Paris 14 Paris 11 Paris 22 Paris 19 Paris 27Paris 41 Paris 77 Paris 76 Paris no selec 42 Paris 57 Paris 66 blog5

Éstas son sólo algunas de la primera parte. Yo no puedo estar más contenta con el resultado. Pero no sólo con eso, tengo que decir que fue genial compartir aquellos ratos con el fotógrafo. Para nosotros fue como pasear con un amigo de siempre de hecho Xandru lo comentaba: “oye, que le hemos perdido de vista otra vez”…  “oye pues no ha sido tan difícil… me lo he pasado bien”.

Así que desde aquí queremos agradecerle el buen rato, sus ganas, su paciencia, su profesionalidad y buen gusto y, por supuesto, las fotos que al final han resultado ser sólo una pequeña parte de todo lo que nos llevamos de la experiencia.

Y desde aquí recordarte que ¡volveremos a vernos!

El artista es Iván Pujol y aquí os dejo su web:  http://www.ivanpujolphoto.com/ 

En breves… la segunda parte. Y os recomiendo no perder de vista su trabajo… quien sabe… quizás algún día…

Mua!Paris 37
Á.

Reflejos de París

Bonjour!
Hoy os presento la nueva entrega de Reflejos. ¿Os acordáis de la primera parte? ¿el recuerdo que nos trajimos del crucero de fin de carrera? Por si acaso … aquí están todavía.

Y en París aprovechamos para seguir aumentando la colección y conseguimos algunos muy curiosos…

IMG_7229

IMG_8059

IMG_7614

Aquí tenéis casi todas:

anigif

¡Espero que os gusten! IMG_7269
Mua!
Á.

 

Bruselas, on y va! (parte II)

Pues después del primer día que os conté aquí el segundo nos lo tomamos de una forma más relajada pero sin dejar de conocer un montón de cosas interesantes… Por la mañana nos dejamos caer por la zona de la Unión Europea (completamente en obras) y después aprovechamos el sol y para tirarnos en el parque del cincuentenario a hacer alguna que otra foto. El recorrido queda ilustrado en otro cocris de estos míos… la zona del recuadro azul os debería sonar y las líneas rojas indican el recorrido que os muestro hoy. Por cierto, nosotras tardamos una mañana entera (sin madrugar mucho) pero tenemos que reconocer que “perdimos” mucho tiempo intentando sacarnos una foto decente saltando por encima del Arco…

Esta última es lo más parecido que yo salté algo fotografiable y eso que ¡no os confundais! no salté ni un palmo… lo hace todo la perspectiva… (jajajaja) Sin embargo, mi compi consiguió un efecto mucho mejor, luego os lo pongo… no sé si saltería más o es que yo disparé mejor… ahí lo dejo… (guiño)

Y después volvimos por el Parlamento… pasando por el parquecito que está detrás que es muy bonito con su lago y sus estudiantes tomando el sol y el aperitivo:

Por la tarde nos fuimos a Lovaina, una encantadora ciudad universitaria con mucho mucho ambiente… Yo, que no me esperaba mucho y eso que me habían hablado maravillas de ella me quede gratamente sorprendida. Un casco antiguo precioso (nada que envidiarle a Bruselas, por cierto) y una zona peatonal muy extensa con cantidad de placitas agradables llenas de terrazas y jóvenes. No nos quedamos por la noche pero estoy segura que es una de esas ciudades que ofrece una muy buena fiesta. No os pongo mapita porque no es muy grande y casi es mejor callejear por donde te apetezca, la ciudad se descubre sola esquina a esquina.

No pongo fotos muy directas de la plaza porque a mí me sorprendió bastante y así no quito esa magia también para quien al vea por primera vez… Y ahora ¡¡confieso!! Me confieso amante de los helados de chocolate. En realidad me gustan tanto porque mi madre los pedía siempre que se comía uno y yo me acostumbré a elegir ése sabor en cada heladería. El resto de sabores que he probado han sido por casualidad, porque quienes estaban conmigo así lo decidían. Además he viajado mucho y he tenido la suerte de probar helados (de chocolate claro) en muchos sitios… en Coppelia en la Habana (la famosa heladería cubana que tiene algún premio y reconocimiento) y en otras gelaterias italianas que presumían en sus paredes de los diplomas a mejor helado de los últimos años o  La Sorbetteria Castiglione (Bolonia)o otra que nunca se escapa de los rankins en Buenos Aires: Heladería Scannapieco. Sin embargo, yo defendía contra viento y marea el helado de chocolate de Verdú (procede de Alicante pero en Gijón tenemos una tienda en la calle los Moros y de verdad que uffff… para mí es el sabor de la infancia, de los veranos, de la vuelta de la playa con mamá). Sin embargo digo “defendía” y no es un error. En Lovaina probé un helado aún mejor (o eso creí yo, desde mi humilde opinión). Sigo defendiendo el de Verdú, está entre los más mejores… pero éste… éste…

Os invito a probarlo … está en una heladería muy céntrica llamada… Croccantino.

Por cierto, este es el mapa que os anuncié arriba.

Y el premio al mejor salto sobre el arco… y el mejor disparo… es para…

Mua!

Á.

Bruselas, on y va!

Puuuuues… eso mismo, ON Y VA!

Hace unos dos meses que me fui con una amiga a Bruselas. No era la primera vez que iba, ya conocía la ciudad… entonces decidimos visitar las cosas básicas … y de paso ver otras nuevas para que las dos disfrutáramos más. Sólo estuvimos 3 días y medio: llegamos de noche, al día siguiente conocimos Bruselas, a la mañana siguiente conocimos la zona de la Unión Europea y el parque del Cincuentenario y por la tarde a la ciudad universitaria de Lovaina. Otro día lo pasamos entre Gante y Brujas y la mañana que nos íbamos nos volvimos a acercar al centro de Bruselas para hacer las últimas compras antes de volver. ¡Vimos bastante sí!

Lo que teneis aquí es el recorrido que hicimos ese primer día por el centro de la capital belga. Madrugamos un poquito pero a las 6 de la tarde estabamos de vuelta en casa tiradísimas en el sofá. Eso sí, no nos quedamos mucho tiempo, salimos a cenar las típicas patatas fritas… ahora vais viendo…

Para que os aclareis he hecho un par de mapas… es bien fácil.

  • MAPA 1: recorrido completo (puntos azules: paradas y puntos de interés)
  • MAPA 2:primera parte del recorrido ampliado (desde la catedral hasta el Manneken Pis: puntos azules los que aparecen en el mapa1 y puntos verdes… ¡extras!)

Ya os digo que en un día se hace perfectamente… no os pongo muchas fotos para que os quede algo por descubrir … además como tampoco os puedo traer el sabor de la cerveza, de los goffres, las patatas y el chocolate… ¡teneis que ir! Por cierto… con un ticket de 10 viajes cada una (de metro) fue suficiente. Los gastamos todos pero no nos hizo falta más.

Empezamos en la salida del metro PARC o ARTS LOI 1 (en el mapa 1 rodeado de azul) y nos vamos hacia la catedral 3 cruzando una calle preciosa por donde pasa el tranvía 2 y que tiene unas vistas espectaculares.

(A partir de aquí: MAPA2)

Bajamos por la rue Arenberg en dirección a la entrada de las Galerías del Rey y de la Reina (4). Las encontraremos fácilmente a nuestra izquierda(C) . Cuando veas una escultura de una gatita en una bici de colores y estarás en el sitio exacto. A partir de ese momento, cruza las galerías (aprovecha para mirar escaparates… la mayoría de las chocolaterías tradicionales tienen sus locales en este paseo, además hay librerías, papelerías, unos cines,…).

Cuando esteis a la mitad del paseíto vereis que hay una callecita que lo cruza (D)… está llena de terrazas y si salis por vuestra derecha podeis llegar a ver a la Jeanneken Pis (la niña que mea) que es la versión femenina de la conocida estatua (5).

En la salida de las galerías os encontrareis un mercadillo (E) a la izquierda (de artesanía, consultad los horarios en la oficina de turismo o en cualquier guía). Seguid recto a través de la calle Colline en la que se encuentra la Boutique de Tintin (9). Como sabeis es un personaje de cómic de origen belga. En la tienda podreis encontrar bolígrafos, carpetillas, camisetas, los libros,… los precios no son especialmente baratos pero son los mejores diseños que hay por la zona… encontrareis imitaciones de peor calidad y diseño… todo depende de los gustos. Yo compré una camiseta por unos 20 euros para que os hagais una idea.

A continuación os encontrareis entrando en la Grand Place (7). Para mí es el sitio más espectacular de la ciudad… tanto de día como de noche (tengo unas fotos muy bonitas pero os las pondré en la entrada correspondiente bien pronto)…. Tengo que confesar que (para mí gusto y pido disculpas para quien no comparta mi opinión) después de conocer otras capitales europeas ésta no es comparable con otras ciudades míticas. Sin embargo, esta plaza es maravillosa.

Un tesoro de la vieja Europa con el esplendor de otro tiempo… una auténtica joya. ¿El problema? Que a pesar de ser un sitio tan emblemático… a veces se celebran ferias de la cerveza, mercadillos u otros acontecimientos que llenan la plaza de carpas, gente y basura y hacen imposible darse cuenta de la belleza de los edificios. Normalmente duran pocos días… así que como a nosotras nos pasó eso el primer día (y mi acompañante quedó ligeramente desencantada…. ) volvimos el último día, para descubrir su magia.

Las callejuelas que están por detrás están llenas de bares y pubs que se llenan de gente por la noche. Es una de las zonas de fiesta (6).
Además si sigues por la calle Boterstraat (G) podrás llegar al edificio de la Bolsa (H), no es muy especial pero bueno…

Muy bien, y bien cerquita también de la plaza, justo según sales por la calle Chapeliers (que sale de la esquina izquierda al edificio del ayuntamiento) está el Hard Rock. (8) … ahí lo dejo que sé que a muchos os gusta…

Pero la salida que vamos a tomar es más bien otra… la de la calle Charles Buls donde vereis seguramente a una multitud acariciando una estatua de bronce (J) que parece dar suerte a quien se acerca. Continuamos pues hasta ver de frente un mural enorme (ocupa una fachada) de Tintín… (10)estamos en una calle llena de tiendas de recuerdos y chocolaterías(11) conocidas como Godiva Neuhaus… o Chocoholic. Ahí fue donde nos comimos el gofre que veis en las fotos.

 Y cuidado ¡¡¡¡no os paseis de largo!!!! en la esquina siguiente… el Manneken Pis (12). No voy a hacer ningún comentario sobre su tamaño y su “espectacularidad”, os dejo juzgar a vosotros. Muchas veces lo encontrareis vestido con trajes populares. La colección de ropa de la escultura se guarda en un museo pero al parecer ya hay problemas de espacio para guardar todo lo que tienen… ¡¡imaginaos!!

Justo en frente hay una taberna (K) típica belga… (su nombre es Manneken no se qué) está llena de billetes pegados por las paredes y fotos antiguas. Es un lugar apropiado para probar la cerveza belga y hacer un pequeño descanso…

Y hasta aquí el recorrido del mapa2…

Pero no el recorrido del día… nos queda mucho que ver todavía… así que nos volvemos al mapa1 y seguimos caminando hacia Notre Damme de la Chapelle (14) donde vereis una pista de monopatín  (13) muy típica. Además seguramente encontreis algún puesto de patatas ambulantes. Podreis ver … seguramente a algún belga pidiendo un bocadillo de patatas… sí. sí de patatas y nada más…

De ahí debemos salir por una de las dos calles paralelas que salen: Rue Blaes (15) o Rue Haute (16) donde se encuentran las tiendas vintage y de decoración más conocidas de la ciudad. Vereis cosas chulísimas y aptas para todo tipo de bolsillos…

Desde ahí llegareis rápidamente al ascensor que salva el desnivel a las puertas del Palacio de Justicia, el edificio, aunque es espectacular lleva años oculto tras andamios por lo que no se aprecia verdaderamente su belleza. Sin embargo, este es otro de los sitios más bonitos de la ciudad… puesto que al subir en el ascensor te sitúas con la ciudad a tus pies y tienes una maravillosa panorámica.

Incluso si te fijas bien puedes ver el Atomium al fondo. Ese edificio, símbolo de la ciudad, está a las afueras. Nosotras decidimos no ir porque supone una mañana entera y en realidad (desde mi punto de vista) sólo merece la pena por fuera. La forma más fácil de llegar es en tranvía y puede ser un plan extra si te quedas un día más en la ciudad, si te llama mucho la atención o si (a diferencia de nosotras) has conseguido ver bien la Grand Place este día. En el interior del edificio hay exposiciones y puedes disfrutar de las vistas aunque realmente no son especialmente imprescindibles….Si viajas con niños, a los pies del mismo encontrarás MiniEurope (una maqueta en miniatura de las principales ciudades y monumentos de Europa).

Seguimos un poquito más a la calle Waterloo (20) donde nos encontramos (en la acera más cercana al Palacio de Justicia) las tiendas más chic del mundo: CHANEL, Dior, Abercrombie (sí, con sus modelazos), …

Si tenemos cuidado y no nos pasamos demasiado, entre todas estas tiendas encontraremos un pasadizo peatonal que nos lleva directamente a un parquecillo precioso entre los edificios de la zona, Parc d’Egmond (21).  A mí me recordó mucho a Londres, la verdad. Me pareció un rincón muy bonito y tranquilo que por cierto, estaba plagado de parejitas acarameladas… Nosotras aprovechamos el sol que hacía y nos tiramos un poco en la hierba.

Y un poco más adelante, en ese triángulo que os he marcado nos encontramos la Plaza del Sablón(23) donde se encuentran las chocolaterías más importantes de Bélgica. Tengo que destacar la de Pierre Marcolini (24) cuyo chocolate se expone en el escaparate como si se tratara de un  joya de Tiffany. Es interesante entrar para ver los bombones… yo los he probado (tienen fama de ser los más caros pero un día es un día…).

Y de vuelta hacia Parc, nos encontramos a la izquierda con una calle que baja… en la que seguro que nos llama la atención un edificio concreto: es el Museo de Música(29). Desde el restaurante (en la última planta) se puede disfrutar de comidita rica (y no excesivamente cara) y unas vistas realmente bonitas. Merece la pena dejarse caer por allí, el museo en sí se lo recomiendo a los que estén interesados en ese tema, a mí me llamó la atención pero nada fuera de lo esperable…

Y un poco más allá el Museo Magritte(25)al que nunca he entrado… el Palacio Real(27) y de nuevo al lugar de donde veníamos. Nosotras que habíamos hecho el recorrido con un ni´ño de 9 años (que aguantó como un campeón) todavía tuvimos fuerzas para volver a la Grand Place y comernos el gofre (11) que veis aquí… Lo sé ya quereis vosotros uno…

Y de vuelta a casa… decidimos salir a por unas patatas, las más tipicas en Maison Antoine. No te puedes pasar por Bruselas sin probarlas parece ser… La dirección está en internet. Yo os dejo una foto:

Nada más, os dejo unas fotos de ese día en instagram… Si quereis ver más todos tienen la etiqueta #bruselasonyva

Y los mapas…

Mua!

Á.

 

 

Cabecero: cuerda, pinzas e imaginación.

Pues sí, con la misma cuerda que utilicé aquí para envolver regalos y unas simples mini-pinzas se puede hacer este cabecero. Además es completamente personalizable puedes colgar de él hojas en otoño, fotos, postales, cartas, pendientes, post-it de colores … e ir cambiándolo cada vez que te apetezca. Yo he probado varias opciones y al final me he quedado con mi preferida, supongo que en una temporada iré cambiándolo porque lo de las hojas de árboles o flores secas me parece que puede quedar muy bien. A ver qué os parece.

Por cierto, las pincitas son del Carrefour (menos de 2 euros) pero podeis elegir las que os gusten… he estado investigando por internet y hay muchas preciosas. También podeis curraroslo vosotros, comprar pinzas normales de madera y pintarlas a vuestro gusto.

Por cierto, el cordón que veis colgando por la izquierda no está ahí de casualidad. Os recomiendo dejar un trocito sobrante a un lado porque según coloqueis las fotos o lo que sea el peso va a hacer que el cordón se hunda y sólo si teneis ese extremo sobrante podréis ajustar el nudo de nuevo para dejarlo tan tirante como os guste…

Y otra idea, yo lo he colocado sobre el cabecero pero también podeis ponerlo sobre vuestro escritorio (y de paso os colgais el horario de clase)  o sobre el sofá… hay muchas posibilidades. También se me ocurre que decoreis así una fiesta o que pongais varias filas paralelas… No os quejéis que es bien sencillo y queda muy mono…

Mua!

Á.

Un paseo por la Ría del Eo (Ribadeo/Figueras)

Otro de nuestros paseos por la zona nos llevó a recorrer las orillas asturiana y gallega de la Ría del Eo. Hicimos varias paradas. Os enseño dos, una en el mirador que se encuentra a las afueras de Ribadeo y otra en el Puerto de Figueras cuando atardecía, con la única compañía de un buen helado y del sol cayendo frente a nosotros.

Y en este entorno, como no pasaba nadie para hacernos una foto decidí usar el clásico truco del automático, el problema es que no me atrevía a apoyar la cámara en la barandilla así que sólo tenía la opción de dejarla en el suelo… y el resultado no quedó tan mal…

Y después cruzando la Ría a la zona Asturiana: Figueras, un pequeño pueblo pesquero.

Pues con esto os dejo, hace muy bueno estos días, habrá que aprovechar

Mua!

Á.

Jardín Botánico Atlántico

Es un bosque encantado, un jardín desordenado.

Ya os había hablado de este rincón de Gijón en alguna entrada pero ahora os traigo algunas fotos. Se encuentra frente a la Universidad Laboral y es uno de los sitios más bonitos de la ciudad. Ahora que la entrada es más barata se trata de un entorno genial para dar un paseo, tomar algo o hacerse unas fotos. Para esto último fui yo hace unos días con unas amigas y la verdad, me parece un sitio 100% recomendable para reportajes de bodas. Y eso que en ese caso la entrada asciende a 50euros… pero he visto el resultado en el reportaje de unos amigos y sinceramente creo que merece la pena.  Sino juzguen ustedes mismos con los escenarios que os propongo en esta entrada:

Por cierto, os dejo aquí los horarios y tarifas y aquí la página del Jardín. En el segundo enlace se pueden ver las actividades que se organizan dentro del recinto: teatro, conciertos,…

No sé si alguien se acuerda a estas alturas de la primera entrada de este blog. Pues bien, en ella os hablé de otros jardines (Jardines de la Fonte Baixa, aquí) que tienen una especie de colaboración con el Jardín Botánico. Los dos son realmente espectaculares y tengo muchas ganas de conocer otros que forman parte de esta red. He oido hablar de un pequeño Versalles en Cudillero así que espero enseñároslo pronto…

Las fotos que nos hicimos por aquí quedaron realmente bien … y si no eres tan fotoamante o fotoadicionado como yo lo que puedes hacer es coger un libro… darte un paseo y buscar un banco (o tronco) donde disfrutar de la lectura.

Para los aficionados a la botánica me imagino que no hay ningún libro mejor que este en el que las plantas no son dibujos… también he visto gente que se acerca al Jardín a pintar.

Para los que viajais con niños hay una zona especial para ellos (con un tobogán genial que sale de la boca de un gran dinosaurio) y muchas actividades (incluso campamentos de día) en las que participar.

A mí me parece uno de los imprescindibles de Gijón. Ya lo dije en una entrada reciente sobre lo que había que hacer Sí o Sí en la ciudad… (aquí)

Creo que se encuentra en fase de expansión… así que yo os invito a dejaros caer por allí y recorrer sus senderos disfrutando del paisaje.

Mua!

Á.

Barrigotas ¡conseguido!

En una de las primeras entradas del blog hablaba de la fotografía del embarazo. Os dí entonces algunos consejos para que el resultado fuera el mejor posible y os enseñé algunos ejemplos. Al final recuerdo que dejé caer (sin mucho disimulo) que a ver si alguna barriga se ponía frente a mi objetivo algún día. Pues bien, lo he conseguido. Si quereis ver aquella declaración de intenciones está aquí.

Para hacer estas fotos nos fuimos a última hora de la tarde al Pedreru (en la escalera 20 y pico) de la Playa de San Lorenzo. Así aprovechamos la última luz del día que es genial para hacer fotos.

Sí, érase una mujer a una barriga pegada. Y para devolverle el favor voy a hacerle la lista de todo lo que debe llevar a su sesión de fotos en el estudio: patucos, chupete, letras, camiseta, ecografía, lazo, ¿pinturas?,… (¡¡¡ya se nos están olvidando cosas!!!)

Querida E. y pequeño S.: GRACIAS.

Mua!

Á.

Una casa abierta al exterior

Si las dos entradas anteriores (aquí y aquí) me encantaban… esto es verdaderamente mi paraíso. Una hamaca, un libro, el aire y a leer.

Para la primera foto ya he encontrado el rincón perfecto… Quizás dentro de no mucho esté disfrutando de algo parecido…

Y las fotos vuelven a ser de donde os dije aquí

Ay que bonito…

Mua!

Á.

El blanco llega a la habitación

Como veis, sigo en la misma línea de ayer… y es como para no salir nunca de la habitación… incluso tengo algunas propuestas para disfrutar de un buen desayuno desde la cama… revisar el correo o leer un buen libro (os dejo algunas recomendaciones aquí).

Incluso he buscado camas un poquito diferentes, con un toque más retro o una forma muy moderna…

Las fotos las he sacado de los mismos sitios que en la entrada de ayer (la del salón, que está aquí). Dentro de poco os enseño exteriores y baños. Creo que cada vez estoy más cerca de convenceros…

Mua!

Á.